Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra política de cookies

×

Certificados SSL

Un certificado SSL proporciona seguridad en las conexiones de clientes con servidores a través de internet, por ejemplo para HTTPS, FTPS, SMTPS, etc. a través del protocolo SSL. Es recomendable que todas las webs dispongan de SSL para garantizar la privacidad de sus visitantes.

Redalia te proporciona grandes ventajas y descuentos en los mejores certificados del mercado al ser un proveedor independiente.

Certificados SSL
Sello 30 días de prueba Redalia
Confiamos tanto en nuestros certificados SSL que te dejamos probarlos durante 30 días y si no te convencen te devolvemos el importe sin compromiso ni explicaciones.

Dominios (DOM)


DOM

Certificados de rápida expedición ideales para proyectos sencillos sin comprobaciones adicionales

Expedición: 1 - 5 minutos

RapidSSL Certificate

RapidSSL Certificate
Desde 22,00 €


Organizaciones (OV)


OV

SSL con mayor confiabilidad para tus clientes. Comprobación de datos de tu empresa.

Expedición: 1 - 7 días

Symantec Verisign Site

Symantec Verisign Site
Desde 245,00 €


Barra verde (EV)


EV

Certificados de máxima confiabilidad para tus clientes. Lo verán y lo sabrán.

Expedición: 1 - 7 días

Comodo EV SGC SSL

Comodo EV SGC SSL
Desde 171,00 €


Certificados Wildcard


SSL para todos los subdominios del mismo nivel de un mismo dominio: *.midominio.com

Wildcard

Thawte Wildcard SSL
Desde 171,00 €

Certificados SAN


Cubre múltiples dominios con un único cerfificado: dominio.com, dominio.net, dominio2.com ...

EV

Symantec Verisign Site Pro
Desde 604,00 €


Cuándo utilizar certificados SSL

Evaluación de los distintos casos en los que es necesario implementar seguridad bajo SSL:

  1. Información personal o bancaria: los casos más evidentes en los que es necesario utilizar SSL en las transacciones son aquellos en los que un cliente se conecta con cualquier tipo de servidor y envía información que pueda ser sensible, especialmente si es información personal o bancaria.
  2. Comercio electrónico: cualquier site en el que se realicen transacciones económicas es susceptible de sufrir ataques y robo de información bancaria, especialmente en el procesamiento de pagos por tarjeta de crédito o débito
  3. Formularios online: los servicios que requieran el acceso o registro de un usuario, deben ser protegidos bajo SSL, incluso cuando no se contemple el envío de información sensible del punto anterior, ya que por ejemplo un atacante podría usurpar la identidad del usuario e incluso utilizarla para hacer login en otros servicios del usuario (recordemos que se recomienda que los usuarios tengan distintas contraseñas para distintos sitios pero esto muchas veces no ocurre)
  4. Contenidos especialmente protegidos: cuando un contenido es especialmente protegido y no debe ser obtenido por cualquier otro destinatario, el acceso online debe ser mediante un canal cifrado como SSL. Un claro ejemplo sería por ejemplo cuando un paciente accede a su historial médico online.

Identificar la validez de un certificado

Cuando se accede a un servicio online, que típicamente suele ser HTTPS, es conveniente que los usuarios puedan identificar claramente que se trata de un sitio seguro. Para ello podemos seguir los siguientes consejos:

  • Mensajes de advertencia: normalmente los navegadores más comunes, como Chrome, Firefox, Internet Explorer, Microsoft Edge, Safari y Opera muestran una alerta visual cuando desconfían de un certificado, mostrándolo en color rojo o bien mostrando una pantalla que indica que el certificado no es seguro
  • El certificado no ha expirado: es importante que un certificado no haya expirado, ya que suelen ser emitidos por un período de 1 a 5 años
  • Barra verde (EV), un plus de seguridad: los navegadores web suelen mostrar el nombre de la empresa que ha obtenido el certificado junto a la barra de direcciones en color verde. Este es el tipo de certificado más confiable ya que esa empresa ha seguido unos pasos de verificación manuales por parte de la entidad certificadora
  • El sentido común: como siempre, recurrir a nuestro sentido común es la primera regla en seguridad. Por ejemplo, no abrir enlaces sospechosos recibidos por email o cualquier otro sistema de mensajería, desconfiar de fuentes peligrosas, revisar las url's a las que accedemos, etc.

WatchDog

Única herramienta que vigila que tus servicios online funcionen y comprueba continuamente tu seguridad SSL